Soy la escritora mexicana que Mèxico no lee

Algunos de mis tweets los comienzo con ese slogan, porque es una verdad que a veces me duele. Estoy segura que no se están perdiendo de un best seller, o de la obra que ganó el último Nobel, pero no deja de llamarme la atención que mis libros en Amazon los descarga, principalmente, España; incluso un título como La Trata. Corrupción e indiferencia.

Pero no vengo aquí a quejarme. Mi idea es saludarles y ponerme a sus órdenes en lo que sea que pueda ser útil.

Comencé desde muy joven escribiendo poesía y algunos cuentos, que jamás dejé que nadie leyera. Pasaron 20 años en los cuales el trabajo y la familia me absorbieron, así que olvidé ese sueño. Hace unos 8 años aproximadamente recomencé con un blog y ahora ya tengo unos 12 titulos publicados, entre ellos, además de poemas y cuentos, 5 novelas, memorias y un libro de crítica social.

Con un afectuoso saludo a todos.

Adelfa Martín

httpp://cuentosyotrosfantasmas.blogspot.com

En Amazon: http://www.amazon.com/s/ref=sr_il_ti_stripbooks?rh=n%3A283155%2Ck%3Aadelfa+martin&keywords=adelfa+martin&ie=UTF8&qid=1396800127&lo=stripbooks

 

ITZAYANA. ENTRE EL INSTINTO Y EL PREJUICIO

Imagen

A partir de mañana martes 22/11/2013

en amazon.com, amazon.es, amazon.com.mx

Una joven mujer se ve de pronto impulsada por ciertos instintos exacerbados que desconocía poseer, y que la llevan a tener sexo con extraños, ignorando que tal vez, tras esa compulsión, se encuentre escondido un terrible suceso de su infancia del que ella no tiene conocimiento consciente. Decide hacerle frente a esa situación, que no tiene que ver ni con su educación, principios, ni con la valoración que tiene de su persona. ¿Logrará vencerse a si misma, o se aceptará tal como es; una mujer con virtudes y defectos…?

Adelfa Martìn

Autora invitada: Adelfa Martín

Olga, escritora. siquiatra y amiga, me hace el favor de entrevistarme y publicar dicha etrevista en supàgina… Solo puedo decir… ¡gracias!

Just Olga

Como todos los viernes, toca autor, hoy autora, invitada. Conocí a Adelfa Martín (y he de reconocer que lo primero que me llamó la atención fue el nombre. Se lo tengo que tomar prestado para algún personaje) a través del grupo de escritores hispanos que frecuento en Facebook. Hemos intercambiado comentarios y no pude resistir invitarla ya que sus obras tratan de temas de los más actuales e importantes. Como sabéis disfruto de libros de puro entretenimiento pero hay obras que van más allá.

Adelfa prefiere que sus obras hablen por ella, así que la biografía es minima, pero podéis encontrar más detalles en los enlaces. Aquí está lo que ella nos cuenta:

Nueve (9) libros. Cuatro novelas; cuentos; poesía; cuentos y poemas infantiles.

Después de una vida de trabajo y responsabilidades; del tan llevado y traído pan nuestro de cada día, tengo la relativa paz necesaria para escribir…

Ver la entrada original 740 palabras más

Un mañana sin mañana

grafitti no future

UN MAÑANA SIN MAÑANA

 

No quisiera sumirme en los silencios

que últimamente quieren poblar mi alma

pareciera estar anclada en los fracasos

o por lo menos, en inciertas esperanzas

 

Quiero darle al corazón toques de magia

cuando se encierra en hondas reflexiones

cuando parece que entrega su bravura

y se envuelve en oscuros nubarrones

 

A paso lento transcurre mi futuro

o el sin futuro se ha instalado por sus fueros.

Imposible ver mas allá del día presente.

Inderrumbable ha resultado el invisible muro

que quiere solazarse en lo inclemente

 

Se acabaron los tal vez,  las alegrías

los planes, los mañanas y la lucha

queda la resignación pegada al hueso

y enterrada la visión de un nuevo día

 

Hoy es todo lo que tiene el alma mía

Un hoy vacío, desconectado del ahora

como viviendo tal vez la ultima hora

con una mueca al mañana de utopía

***

Copia de mi nombre 2

Este texto tiene un antes… y un despuès

hombre y luna

Este texto tiene un antes… y un después…

 

Un lunes en la mañana Analìa recibió una llamada desesperada de la señora del albergue pidiéndole que fuera lo antes posible; no quiso explicarle por teléfono que sucedía.

 

Cuando llegó, las instalaciones eran un hervidero. Gente salía y entraba e incluso había una patrulla de  la policía.

 

¿Pero que  pasa?, inquirió. María salió a su encuentro, pasándola al pequeño despacho de la señora, justo cuando dos oficiales se retiraban.  La dama se levantó, y con lágrimas en los ojos la abrazó diciéndole.

     Se llevaron a Rosa…

     Pero… ¿Cómo… cuando?

     El sábado, le respondió. Salió con otra muchacha y una de las mujeres al centro comercial con el fin de comprar algunas telas y otras cosas que necesitaban para unas manualidades. Fue un error mío haberla dejado ir, pero es que… ¡me insistió tanto…! Señora “porfis” me dijo, estoy harta de estar encerrada…Total que le di permiso, diciéndoles que no la perdieran de vista.

     ¿Y como sucedieron las cosas?  Porque eso quiere decir que han estado vigilando esta casa, que saben donde están…

     Eso me temo… De hecho van a estar patrullando por acá mas seguido…

     Si claro, muerto el niño… tapamos el pozo…

     Bueno, te cuento… ella al parecer entró al baño de una de las tiendas mientras las compañeras seguían comprando… claro que no se imaginaron… y a pleno día… La policía me acaba de decir que en las cámaras del negocio se la ve saliendo con un hombre que le llevaba el brazo por los hombros, pero el rostro de él está tapado por una gorra…

     ¡Claro, lo usual!, respondió Analìa. Entonces quiere decir que las siguieron desde acá…

     Yo pensé, agregó la señora, que como su revista sale esta semana,  podría hablar del caso y publicar algunas fotos de la niña…

     ¡Seguro que si! Analìa tenía los ojos llenos de lágrimas… y por favor, tràteme de tu… ¡pobrecita! las va a pagar caras… ¿y las otras chicas?

     Están mal. Muy mal…

Le dio unas fotos de Rosa con sus datos reales y la periodista se retiró.

Al llegar a La Revista se reunió en la oficina del Director con este e Ismael para contarles lo sucedido…  Claro que publicaremos los datos de la chica ¡pobrecita!, seguro que no la volvemos a ver…

 

Ismael desde su escritorio llamó al Lic. Tonatiuh de la Vega. Quedaron de verse en la noche en un café cualquiera.

 

       ¿Qué pasa? Te noté sumamente alterado…

       No lo vas a creer, pero a Rosa, la jovencita, la mas pequeña de las chicas que rescataste, la secuestraron y a plena luz del día… y le contó todo a detalle.

       ¿Y que se te ha ocurrido?  ¿en que puedo ayudarte?

       Mira, tengo la impresión que esta es la misma gente del grupo que he estado investigando, y creo que llegó el momento de dar un paso mas decidido…

       Dime.

       ¿Habrá alguna forma de que te acerques al hombre que te mencioné… al susodicho?

       Si que la hay. De hecho pronto. Vamos a celebrar en pocos días una convención de los industriales de mi ramo, y aunque el pertenece a otro, puedo hacer que lo inviten en calidad de diputado, con la excusa de solicitarle su apoyo en el aceleramiento de unas leyes que desde hace años venimos empujando respecto de ciertos aranceles, y que no mas no han  salido… No se va a poder negar… ¿Y que quieres que haga con el?

       Mira, te traje una fotos. Podrás verlo acompañado de verdaderas muchachitas… creo que por ahí…

       Entiendo… Quieres que me muestre interesado en ese asunto, y que me gane su confianza… que me invite a algunos lugares…

       Eso mismo… No se te dará de un día para otro seguramente, pero lo hará porque esa gente quiere sentir que no están solos, y además son unos convencidos de que con dinero y poder se puede hacer cualquier cosa, además de ser inmunes al imperio de la ley.  Estoy por recibir un informe de alguien que lo conoce; en cuanto lo tenga, te lo envío…

 

Se despidieron con un abrazo y apretón de manos.

 

Ya camino de su casa pensó que seguramente el reporte de su amigo el diputado ya debería estar en su computadora. Así se lo había anunciado en un menaje de texto.

 

Se detuvo para llevar algo de comida preparada… esta vida que estaba llevando era un verdadero asco… y fumaba como chacuaco… Pero justamente ahora no podía sacar el dedo del renglón… ¡Extrañaba tanto a Analìa!

 

Ya estas mas que madurito para formar una familia Ismael… te vas a pasar de tueste… Si no te avispas, vas a ser el abuelito de tus hijos…

 

La verdad es que extrañaba a sus amigos y las conversaciones mañaneras en El café de los poetas muertos, pero a estas alturas no podía cometer ningún error. Al siguiente día comenzaría en la oficina una discreta investigación respecto del anónimo. Eso era algo que, o debía descartar, si como dacia El Comandante podía ser una broma, o realmente tomarlo más en serio.

 

Justamente tenía en su correo un bastante abultado reporte sobre el susodicho. Allí se hablaba de que gente de su propio partido lo había estado investigando de forma muy discreta, no solo por su conocido gusto por las jovencitas, lo que al parecer se hablaba en baja voz, sino porque la oposición alguna vez había sugerido que tenia nexos con el narcotráfico de su Estado. Le pasaría una copia de todo esto a Tonatiuh y otra a El Comandante. Seguramente  que podría adentrarse un poco mas en la averiguación, pues incluso se mencionaban unos nombres de dudosa reputación, que se asociaban con este sujeto.

 

A la mañana siguiente, la primera pregunta se la hizo a Carlita.

              Oye preciosa… ¿recuerdas los dos sobres amarillos que  has llevado recientemente a la oficina del Director?

              Si, claro  que si, respondió de inmediato…

              Me sorprende que lo recuerdes tan fácilmente…

              Bueno, es que los dos los encontré en mi escritorio, y en ambas ocasiones cuando regresé, una vez del baño y la otra de tomar una taza de café. ¿Y porquè me lo preguntas?

              Nada importante, es que me comentó Don Arcadio que no habían llegado por correo, y que te preguntara si había sido con mensajero; pero no tiene importancia…

Bueno, pensó Ismael, si podría ser que alguien de acá adentro lo hizo. Tenía que preguntarle a otra persona más…  Fue por un café, ya que el área de mensajería quedaba por allí y deseaba ver si el mensajero estaba solo.  Tuvo suerte.

              ¡Hola, como estas!  ¿Podría preguntarte algo?

              Dígame señor…

              Recientemente han llegado dos sobres amarillos sin remitente para el Director… ¿Tú los pusiste en el escritorio de Carlita?

              No señor, ni siquiera los he visto… ¿pasa algo?

              No… no… nada importante… Como se que eres una persona muy discreta y ya nos conocemos de hace años, me atrevo a hacerte una pregunta, rogándote que lo consideres confidencial…

              Ud. dirá…

              ¿Has escuchado alguna vez que alguien se refiera a mí con algún apodo?

              ¿Apodo señor?…. ¡no jamás! Y se lo digo en serio…

              Bien, te agradezco mucho. Y por favor… poniéndose un dedo en los labios…

 

Ismael pensó… Este chavo va a creer que estoy loco, pero al menos ya descarté a la oficina como fuente de origen de los anónimos; o al menos eso creo…

 

Fue a comentarle al jefe lo del reporte que le llegó sobre “el  hombre”, y a entregarle una copia del mismo. Además, quería platicarle lo que acababa de averiguar respecto de los sobres amarillos.  Sin embargo, justo levantándose de la silla, le dijo: jefe… ¿y no podría ser que alguien esté usando un contacto que tenga acá adentro?

Espero no estarme volviendo paranoico…

 

 Copia de mi nombre 2

a las mujeres asesinadas en Mèxico y en el mundo

foto449

A las mujeres asesinadas

en México y en el mundo

 

El cansancio la agota

y  los sueños la envuelven

se transporta a silencios

que le lavan el alma.

Ya no sufre ni llora

por amores malvados

ni se esconde en las sombras

ni  el dolor la derrota

 

Ha encontrado la paz

que soñó cuando niña

tejiendo con sonrisas

sus amores de infancia

 

Jugando a ser feliz

vestida de azahares

envuelta en blancos velos

sin saber de temores

 

Se escuchará en la radio

era una de tantas

de las que casi a diario

se las encuentra muertas

 

En oscuros rincones

o en medio del desierto

con el cuerpo hecho trizas.

Y en otras ocasiones

tan solo sus cenizas

 

Pero jamás sabremos

la verdad tras la alerta

 

Y es que ella ignoraba

que el demonio existía

y se entregó creyendo

que el amor no mentía

 

Hoy, es solo una mas

que se lleva la vida.

Una raya en el hielo.

Es algo… que se olvida

Copia de mi nombre 2

Un escritor en las nubes…

images

(a mis amigos los “escribidores”… y a mi misma)

UN ESCRITOR EN LAS NUBES

 Tal vez las alturas no te “agüitan”

y se te van hasta las nubes las ideas

y hasta sientes que la vida te marea

cuando al éxito lo palpas muy cerquita

 

Es normal creerse la gran cosa

y pensar que aun el cielo està bajito

ya te ves por allá en el infinito

codo a codo con lo dioses y las diosas

 

Eres bueno cuando escribes y lo sabes

se refleja en las ventas numerosas

puedes ver como andan las hormigas

con tristeza arrastrando la cobija

mientras tú te paseas en carroza

 

Pues ni modo, mi trabajo me ha costado

mas que justa y merecida esta alegría

dejaré a la gente que me “engría”

realmente me lo tengo bien ganado

 

Quien me diga que me he vuelto presumido

busca solo por envidia confrontarme

lo se bien, mas de uno habrá de amarme

dando gracias por haberme conocido

 

Soy Escritor, y lo digo sin afanes

o deseos de hurgarles en la herida

y es Amazon de seguro, que a mi vida

le dará los millones por costales

***

Copia de mi nombre 2